Preescolar

 

Preescolar

(Primer periodo escolar)

Es el servicio educativo que se presta a través del Jardín de Niños a infantes de entre 3 y 5 años de edad, organizado en tres grados o niveles. Estimula el desarrollo intelectual, emocional y motriz del niño y de la niña; promueve el reconocimiento, la valoración de la diversidad y el diálogo intercultural.
El avance en el proceso educativo durante la educación básica se observa por medio de los estándares curriculares, los cuales expresan lo que los alumnos deben saber y ser capaces de hacer al término de cada periodo escolar. Por eso es muy importante conocerlos y entender que son la guía en la formación de los alumnos.

Estándares curriculares al término de la educación preescolar

Estándares de Español

Al concluir este periodo escolar los estudiantes habrán iniciado un proceso de contacto formal con el lenguaje escrito, por medio de la exploración de textos con diferentes características (libros, periódicos e instructivos, entre otros). Construyen el significado de la escritura y su utilidad para comunicar. Comienzan el trazo de letras hasta lograr escribir su nombre.

Como parte de este desarrollo, participan en eventos comunicativos orales en los que escuchan a otros y respetan turnos para tomar la palabra, lo cual constituye un logro para su edad. Adicionalmente identifican que las personas se comunican por medio de lenguas diferentes a la suya.

Lo anterior permite generar las bases para conformar un concepto positivo de sí mismos como hablantes, lectores y escritores, aspectos esenciales para su integración a la cultura escrita.

Se agrupan en cinco componentes, cada uno refiere y refleja aspectos centrales de los programas de estudio:

  • Procesos de lectura e interpretación de textos.
  • Producción de textos escritos.
  • Producción de textos orales y participación en eventos comunicativos.
  • Conocimiento de las características, de la función y del uso del lenguaje.
  • Actitudes hacia el lenguaje.

Estándares de Matemáticas

Presentan la visión de una población que sabe utilizar los conocimientos matemáticos. Comprenden el conjunto de aprendizajes que se espera de los alumnos en los cuatro periodos escolares para conducirlos a altos niveles de alfabetización matemática.

Se organizan en:

  • Sentido numérico y pensamiento algebraico.
  • Forma, espacio y medida.
  • Manejo de la información.
  • Actitud hacia el estudio de las matemáticas.

Su progresión debe entenderse como:

  • Transitar del lenguaje cotidiano a un lenguaje matemático para explicar procedimientos y resultados.
  • Ampliar y profundizar los conocimientos, de manera que se favorezca la comprensión y el uso eficiente de las herramientas matemáticas.
  • Avanzar desde el requerimiento de ayuda al resolver problemas hacia el trabajo autónomo.

En este periodo los estándares se organizan en dos aspectos:

  • Número
  • Forma, espacio y medida.

En relación con los conocimientos y las habilidades matemáticas, al término de este periodo los estudiantes saben utilizar números naturales hasta de dos cifras para interpretar o comunicar cantidades; resuelven problemas aditivos simples, mediante representaciones gráficas o el cálculo mental; identifican las características generales de figuras y cuerpos, y saben ubicarlos en el espacio.

Con base en la metodología didáctica que se propone para el desarrollo de las actividades, se espera que los alumnos desarrollen, además de los conocimientos y habilidades matemáticos, actitudes y valores que les permitan transitar hacia la construcción de la competencia matemática.

Estándares de Ciencias

Presentan la visión de una población que utiliza saberes asociados a la ciencia, que les provea de una formación científica básica al concluir los cuatro periodos escolares. Se presentan en cuatro categorías:

  • Conocimiento científico.
  • Aplicaciones del conocimiento científico y de la tecnología.
  • Habilidades asociadas a la ciencia.
  • Actitudes asociadas a la ciencia.

La progresión debe entenderse como:

  • Adquisición de un vocabulario básico para avanzar en la construcción de un lenguaje científico.
  • Desarrollo de mayor capacidad para interpretar y representar fenómenos y procesos naturales.
  • Vinculación creciente del conocimiento científico con otras disciplinas para explicar los fenómenos y procesos naturales, y su aplicación en diferentes contextos y situaciones de relevancia social y ambiental.

En este periodo se promueve la identificación de los recursos naturales, su transformación y aprovechamiento en el contexto infantil. Se busca potenciar el uso de los sentidos, encauzando su curiosidad hacia la exploración de fenómenos y procesos naturales de su entorno; se fomenta el planteamiento de preguntas, la sistematización y comunicación de información en un marco de respeto y trabajo colaborativo con sus pares.